8 consejos para cuidar de tus encías; no los pases por alto

¿Es posible mantener las encías sanas? ¡Por supuesto! Compartimos contigo unas normas básicas para que tus encías estén sanas. Aquí van unos consejos para seguir al pie de la letra y sonreir sin miedo.

El cuidado de las encías es mucho más importante de lo que puedas considerar a la hora de garantizar la salud bucodental. Y es que no se limita únicamente a revisar el estado de los dientes, sino que abarca también las encías, que son los tejidos que funcionan como soportes principales de estas piezas. No en vano, algunas de las enfermedades más importantes de la boca comienzan en las encías y acaban contagiándose a los dientes.

Por consiguiente, vale la pena que tengas en cuenta algunos consejos acerca de su control. Toma nota de ellos.

Te damos 8 recomendaciones acerca de la revisión de tus encías

Presta atención a estas sugerencias y no dejes de ponerlas en práctica.

1. No olvides una higiene dental exhaustiva

En primer lugar, recuerda que tienes que cepillarte los dientes tres veces al día (una vez tras cada comida). Usa para ello los cepillos eléctricos e interproximales y la cinta dental. Y es que afinar en tu limpieza dental te permitirá llegar a las zonas estrechas entre las encías, donde se encuentra un porcentaje importante de esos restos de comida que se convertirán en focos de atracción para las bacterias que originan el sarro y la placa.

2. Observa con atención

Dos aspectos son básicos para detectar las enfermedades, como las gingivitis y periodontitis, de las encías. Por una parte, la sensibilidad al tacto y las apariciones de sangre. Por otro lado, los enrojecimientos producidos por las inflamaciones.

3. Controla tu nutrición

Te conviene que esta sea saludable. Debes evitar los alimentos azucarados y con grasas saturadas. Te convienen más las frutas y verduras que, por ejemplo, la bollería trans y la mantequilla.

4. El regaliz te vendrá bien

Si consumes su raíz seca, has de saber que algunos de sus componentes resultarán útiles a la hora de provocar la inhibición de las bacterias que contribuyen a generar tanto las caries como las enfermedades periodontales.

5. Que tus encías hagan ejercicio

Te preguntarás cómo puedes conseguir este efecto. Pues resulta más sencillo de lo que parece. Si te comes una manzana cada día, los mordiscos que des a este alimento serán claves para el desprendimiento de los trozos de comida que se habían quedado entre las encías y los dientes.

consejos para el cuidado de las encías

6. Aléjate del tabaco y del alcohol

Estos dos vicios bajan las defensas de la boca, por lo que esta cavidad resultará más vulnerable ante unas inflamaciones e infecciones que, de hecho, no tardarán en extenderse por las encías.

7. Cuidado con las bebidas ácidas

Si las bebidas con un pH ácido, además, contienen azúcares añadidos, se produce una combinación que resulta de lo más perjudicial para tus encías.

8. No demores tu visita a nuestro dentista

Te aconsejamos, finalmente, que no dejes pasar más de seis meses o un año tu revisión en la consulta de nuestro odontólogo de confianza. Si padeces alguna afección en las encías, él la detectará y te recomendará diferentes remedios.

En definitiva, si quieres disfrutar de unos dientes sanos, preocúpate también de tus encías.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest