¿Qué es la xerostomía y cómo afecta a la salud bucodental?

xerostomia
La xerostomía es cada vez más frecuente y se calcula que un cuarto de la población adulta la sufre. Casi la mitad de las personas mayores de 40 años la sufren. Un diagnóstico a tiempo y el tratamiento adecuado harán que nuestra calidad de vida mejore. Conoce en qué se basa el síndrome de la boca seca.

Tal vez hayas escuchado hablar de la xerostomía como un problema de salud bucodental pero no tengas claro qué es exactamente. Sencillamente, es la sensación de boca seca. Esta sensación se debe a la disminución real de la cantidad de saliva que segregan tus glándulas salivales. La falta de lubricación repercute directamente en tu salud y en tu calidad de vida. Por eso se trata de un problema importante y en la actualidad disponemos de medios y conocimientos suficientes para diagnosticar y tratar este problema.

¿Cómo se diagnostica la xerostomía?

La sequedad de boca no es una enfermedad por sí misma, más bien es un síntoma o efecto secundario de patologías o de tratamientos agresivos. Si notas sequedad de boca podrías someterte a una prueba para medir la cantidad de saliva que segregas y así saber si tu sensación se corresponde con un déficit de saliva.

En esta prueba recogemos una muestra de saliva en situación normal y otra estimulada mediante una pastilla de parafina. Los resultados se comparan con la media de la población. Se trata por lo tanto de un examen rápido y completamente indoloro. En casos complejos se podría requerir de biopsia de las glándulas salivales.

¿Qué inconvenientes genera la boca seca?

La saliva tiene funciones realmente importantes tanto para relacionarnos como para alimentarnos:

– Dificultad para alimentarse: la falta de lubricación impide masticar y tragar de forma normal e impide que el bolo alimenticio se forme y atraviese de forma cómoda la garganta y el esófago.

– Sensación de ardor: cuándo la lengua se seca la piel que la cubre se irrita y se tensa. Genera gran malestar por cualquier movimiento y aparecen fisuras en la lengua, labios y toda la mucosa bucal.

– Problemas para vocalizar.

– Necesidad de beber agua.

– Al desaparecer el efecto lavado que lleva a cabo la saliva en todas nuestras piezas dentales, es habitual el incremento de caries.

– La irritación y la mayor proliferación de bacterias podría generar gingivitis.

– Inseguridad en uno mismo y menor calidad de vida.

xerostomia

¿Cómo se trata la xerostomía?

Habría que diferenciar dos tipos de xerostomía:

  • Reversible: en este caso el descenso de salivación lo causa un agente externo o interno que podemos variar, como serían el estrés, la ansiedad, inflamación temporal de las glándulas o hábitos tóxicos como el tabaquismo. El tratamiento consistiría en variar estos factores o estimular químicamente la segregación de saliva.
  • Irreversible: se llega a esta situación tras procesos oncológicos en que la glándula ha sido dañada con la medicación, o directamente ha sido afectada de cáncer.

Para ambos casos existen pastas dentífricas humectantes así como geles o sprays que pueden ser de gran utilidad cuando se tiene claro el diagnostico y el tratamiento se diseña de forma personalizada.

La xerostomía es cada vez más frecuente y se calcula que un cuarto de la población adulta la sufre. Además, su incidencia en la población aumenta con la edad ya que casi la mitad de las personas mayores de cuarenta años siente su boca seca y sufre algunas de sus consecuencias. Tras el diagnostico y el tratamiento adecuado podemos mejorar tu calidad de vida de forma significativa.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest